Hoy día, la excavación por escudo con empleo de líquidos ha reducido los trabajos manuales en condiciones hiperbáricas.

Incluso el recambio de las herramientas en las ruedas de corte de las tuneladoras modernas se puede realizar a presión atmosférica. Esta tecnología se emplea por primera vez en la rueda de corte de la tuneladora Trude de Herrenknecht con la que se excavó el cuarto tubo del nuevo túnel bajo el Elba en Hamburgo.

Pero a nivel internacional los trabajos en condiciones hiperbáricas siguen siendo un tema importante.

Entre las soluciones técnicas que aumentaron el nivel de seguridad en las obras de túneles, especialmente en los últimos años en todo el mundo, están las cámaras de refugio y rescate.

Los contenedores son resistentes a la presión y estancos, incluyen el suministro de oxígeno y energía independiente del entorno.

Se debe de desarrollar desde el inicio del proyecto un concepto de seguridad concluyente, tanto para la construcción de un nuevo túnel, como para la mejora de sistemas existentes, sobre la base de una evaluación de riesgos especifica.

El asesoramiento en el desarrollo del concepto de seguridad, la instrucción del personal y la formación de los equipos de rescate, son parte esencial para un proyecto seguro.

Es importante tomar en cuenta como estrategia de seguridad el suministro de
contenedores de rescate y de equipo de protección individual y un sistema de
gestión de alquileres para una gran gama de equipos de seguridad.

Entre los servicios está asegurar el funcionamiento de los equipos de protección
respiratoria para los cuerpos de bomberos que asuman la protección contra
incendios en un túnel.
Para las situaciones típicas con tiempos de servicios muy extensos, se puede
ofrecer equipos de protección respiratoria de circuito cerrado (p. ej., Dräger PSS BG 4 plus) con una autonomía de hasta cuatro horas.

Lee sobre este tema en el primer artículo en una serie dedicada a la excavación profunda.

FUENTE REVISTA DRAGER 2/2012